Inicio

Aprendizaje y educación de adultos

Uno de los objetivos estratégicos del Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) es asegurar que se reconozca el aprendizaje y la educación de adultos (ALE) como un componente esencial de los sistemas educativos y se integre en los marcos de políticas y las agendas de desarrollo nacionales. El apoyo a los Estados miembros en la mejora del acceso y la participación en los programas de ALE y el desarrollo de las capacidades para crear más oportunidades de aprendizaje para jóvenes y adultos son objetivos clave. En la aplicación de un enfoque de gestión basado en los resultados (RBM), las actividades de los programas del UIL buscan mejorar las políticas y las prácticas de ALE a nivel internacional, regional y nacional. Una de las actividades más importantes del UIL en este sector es la publicación del Informe Global sobre Aprendizaje y Educación de Adultos (GRALE).

Aprovechando el momento conseguido desde CONFINTEA VI, el UIL apoya a los Estados miembros en la consecución de la agenda internacional de ALE, centrándose en la implementación del Marco de Acción de Belém. Las actividades del UIL como parte de su coordinación internacional del proceso de seguimiento CONFINTEA incluyen el desarrollo de capacidades, la investigación, la asesoría legal, el establecimiento de redes y la comunicación. El desarrollo de las intervenciones en educación de adultos basadas en las TIC y la promoción y el uso de las TIC en la educación de jóvenes y adultos resultan de especial interés. El proceso de revisión de la Recomendación de la UNESCO relativa al Desarrollo de la Educación de Adultos de 1976 ha dado como resultado la Recomendación de la UNESCO relativa al Desarrollo de la Educación de Adultos de 2015. Junto con el Marco de Acción de Belém y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, la recomendación revisada será el nuevo documento de referencia para las políticas y las prácticas en ALE. El programa de becas de investigación CONFINTEA y el programa de becas CONFINTEA desarrollan las capacidades de los especialistas en aprendizaje y educación de adultos. Los becarios de investigación apoyan la implementación del Marco de Acción de Belém diseñando estrategias nacionales para sus países, y los becarios, llevando a cabo la investigación al respecto.